Se hizo justicia: Las personas con discapacidad marchamos adelante de la cabecera del EMVJ Costó. Pero se logró. La discusión sobre nuestra marcha o rodada adelante de la cabecera del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia tuvo un ...

Se hizo justicia: Las personas con discapacidad marchamos adelante de la cabecera del EMVJ

Profe - Cabecera EMVJ

Director Editorial 2016

Costó. Pero se logró. La discusión sobre nuestra marcha o rodada adelante de la cabecera del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia tuvo un final feliz: vamos adelante.

Con el apoyo del PRT y de Razón y Revolución, junto con otras y otros compañeros asistentes a la plenaria del día de ayer se aprobó definitivamente que las personas con discapacidad marchan adelante, a pesar de no figurar ello en el informe emitido por el EMVJ.

Podemos decir que se hizo justicia. Por supuesto, se habló de las limitaciones con respecto a la cantidad que pueden ocupar dicho lugar pero se terminó con una disputa iniciada en la previa de la marcha del pasado 24 de marzo.

Y en esto, lo teníamos claro, no íbamos a transar. Se trata de facilitar la movilidad de aquellos y aquellas que tienen algún tipo de discapacidad y evitar los accidentes que suelen ocurrir en este tipo de movilizaciones masivas.

Hoy marchamos contra la represión de Macri y los gobernadores como también contra la legislación antiterrorista. El colectivo no está exento de sufrir las consecuencias de este accionar desembozado de las fuerzas represivas que, hoy día, están envalentonadas por el impulso del Ejecutivo Nacional y de los provinciales. Haciendo memoria, ya ha ocurrido en Salta cuando hace un tiempo atrás apalearon a una mujer con discapacidad motriz y sabemos que no miran a la hora de pegar.

Y lo hacemos porque necesitamos que nos vean, que somos, que estamos, que existimos y romper así la irrelevancia social y estatal. No nos interesa la foto o ser célebres sino, tan sólo, respetados como personas y reconocidas como tales como también acompañar a las y los compañeros de las distintas organizaciones políticas y sociales.

Se hizo justicia, marchamos adelante porque nos corresponde, porque significa respetarnos en nuestras condiciones que, por cierto, no siempre son las más propicias y de paso, incentivar la participación de otras y otros compañeros con discapacidad sin olvidarnos que la dispersión fue obra de la dictadura genocida.

Marchamos, marchemos... Para seguir construyendo otra Argentina, la inclusiva, la de todas y todos…