Amsafe General López: Duro golpe a la burocracia sindical Se puede. Y lo demostraron las y los compañeros de Alternativa Gremial al vencer a Unidad Departamental, aunque sea por un módico 13%, en ...

Amsafe General López: Duro golpe a la burocracia sindical

burocracia no

Director Editorial 2013

Se puede. Y lo demostraron las y los compañeros de Alternativa Gremial al vencer a Unidad Departamental, aunque sea por un módico 13%, en las elecciones del pasado 15 del corriente. Ocurre que la paciencia de las y los trabajadores tiene un límite. En esta oportunidad pudo tener lugar esta victoria sin la aparateada ni patotas, al igual que ocurrió con el Sindicato del Neumático (SUTNA) en donde ganó la lista Negra - Roja - Granate encabezada por Alejandro Crespo durante las elecciones realizadas en el pasado mes de abril.

Convengamos que la vía electoral es uno de los caminos hacia la toma del poder en los sindicatos, ya sea a nivel seccional, provincial o nacional, pero ello no está exento de dificultades en aquellos donde sus líderes hace más de 30 años que ocupan los sillones y se transformaron en patrones, olvidando su rol de representantes de los trabajadores. Y no es poca cosa que sucedieran estas victorias que, sin dudas, debieran alentar a otras iniciativas en otros sindicatos para desalojar a los traidores de siempre, a los que transan migajas, a los que hacen "regalitos" a la patronal y encima, colaboran en la elaboración de la lista de despedidos como ocurrió en la UPCN de Andrés Rodríguez.

En Venado Tuerto se dió una victoria histórica después de 26 años de dirigentes con Toyotas y aire acondicionado. No es un dato menor. Lo mismo podría decirse de la elección en el SUTNA. Las caretas se van cayendo a medida que pasa el tiempo y las y los trabajadores se cansan del manoseo y de las mentiras.

Sin embargo, el reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia en el caso Ottoboni viene a intentar impedir la organización de las y los afiliados en aquellos sindicatos donde impera la patota y las maniobras electorales. Y decimos intentar porque cuando la clase trabajadora se organiza y se planta en la calle no hay quien la pare. Es un vano intento de parar el surgimiento de nuevos sindicatos, tal como viene ocurriendo desde hace unos años.

Dicha sentencia fue la frutilla del postre para preservar la hegemonía de las tres CGT y el liderazgo de los burócratas enquistados en sus organizaciones sindicales. ¿Podrá parar la dinámica sindical? ¿Podrá detener el rechazo y el hastío de las y los trabajadores frente a las traiciones pasadas y presentes?. Creemos que no. Que esa lucha por el poder en el sindicalismo argentino recién empezó y puede llegar a ser indetenible.

Las victorias de Alternativa Gremial y de la Negra - Roja - Granate son un duro golpe a la burocracia sindical que necesita ser consolidada con muchas más en otras seccionales y sindicatos. Porque serán las herramientas para llegar a la toma del poder aunque vengan degollando. Se trata de recuperar la mística y la ética de representar a la clase trabajadora. Sabemos que aún no apareció un nuevo Tosco, pero seguramente surgirá de las luchas imparables que se están dando en Tierra del Fuego, Santa Cruz y Santiago del Estero.

Empezó en el sur de nuestro país como en los ' 90 y continúa en el norte y en el este. Esperemos que esta vez sean las y los trabajadores quienes tomen las riendas para renovar una dirigencia que sólo sabe traicionar. Raymundo Gleyzer lo mostró en su film "Los Traidores" y es hora de ponerse los pantalones largos para que se transforme en realidad.

Dos sindicatos; uno, a nivel seccional y otro, a nivel nacional ya dieron el ejemplo que se puede. Y si ello es obstaculizado por las maniobras de siempre, la lucha será en la calle contra la previsible discrecionalidad del Ministerio de Trabajo ante las nuevas organizaciones sindicales para seguir golpeando a la burocracia sindical que mira para otro lado, cuando resulta indispensable un paro nacional por tiempo indeterminado...