Entrevista a Oscar Reina, portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) (Kaos en la Red) Oscar Reina, portavoz del SAT Por Sato Día “Si Bódalo sigue preso en la campaña, nos tendrán en sus actos electorales” Óscar Reina (Gile...

Entrevista a Oscar Reina, portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) (Kaos en la Red)

Oscar Reina - SAT

Oscar Reina, portavoz del SAT

Por Sato Día

“Si Bódalo sigue preso en la campaña, nos tendrán en sus actos electorales”

Óscar Reina (Gilena, Sevilla, 1990) es el portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) desde el pasado mes de octubre, cuando sustituyó en el cargo a Diego Cañamero. Reina mantiene, junto a 14 compañeros del sindicato, una huelga de hambre desde hace 20 días en Madrid. Con esta protesta piden la libertad del también sindicalista Andrés Bódalo, condenado a tres años y medio de prisión por agredir al teniente alcalde del Ayuntamiento de Jódar en 2012 durante una protesta de jornaleros que reclamaban peonadas para acceder al subsidio agrario, acusación que Bódalo y el SAT niegan rotundamente. Actualmente, la huelga de hambre se está desarrollando en la céntrica plaza de Jacinto Benavente, donde Reina atiende a cuartopoder.es. Es mediodía, el sol pica con fuerza sobre el asfalto de la capital. Reina bebe agua y zumo de limón bajo unos toldos colocados durante el día donde se desarrolla la protesta. La salud de los que mantienen el ayuno empieza a empeorar, según advierten los exámenes médicos a los que los sindicalistas se someten con regularidad. Las fuerzas y las ansias para seguir luchando siguen intactas, según asegura el líder del SAT. “Aquí no se rinde nadie, no nos vamos hasta que Bódalo no sea puesto en libertad”, repite en varias ocasiones el portavoz, que anuncia que el lunes han convocado una manifestación a las 19 horas, desde la Puerta del Sol al Ministerio de Justicia, para volver a pedir que liberen a Bódalo.

SD: -Con tan sólo 25 años ya es portavoz nacional del SAT. ¿De dónde viene esta pasión por la reivindicación y la lucha social?

OR: -Desde que tengo uso de razón participo en las acciones del sindicato, antes Sindicato de Obreros del Campo (SOC), ahora SAT, gracias a mis padres que me inculcaron que hay que luchar por las causas justas. Participaba en todo lo que iba saliendo, como en las ocupaciones de fincas, las reivindicaciones por la pensión del trabajo y todas aquellas causas necesarias. Más adelante empecé a participar en asociaciones juveniles de izquierdas, en Gilena creamos Juventud Gilenense. Desde ahí nos reuníamos con otros colectivos como Jaleo y a partir de ahí creamos el área de Juventud del SAT, de la que tuve el honor de ser portavoz durante dos años. Me fui involucrando en una lucha detrás de otra hasta que los compañeros del sindicato me fueron pidiendo más responsabilidad y en octubre del 2015 me nombraron portavoz nacional del SAT.

SD: -¿Qué aporta un sindicato como el SAT en el contexto social y político actual?

OR: -Aporta sentido común y compromiso. Nosotros indicamos cuáles son las injusticias y dónde tenemos que actuar, dónde está el foco de presión, dónde está la gente a la que tenemos que ayudar y a la que otros no le dan importancia. Creemos que el SAT, más que un sindicato en sí, que también lo es y es necesario, además de estar en los centros de trabajo somos un movimiento social que está en la calle con los necesitados, con los descamisados, con los sin voz, con la gente de la que el resto sólo se acuerda cada cuatro años, con los movimientos antidesahucios, con las Marchas de la Dignidad, con los movimientos por la renta básica… Creemos que hay que estar en el tajo con todos los sentidos, no sólo ocupando fincas y expropiando material escolar para generar y señalar la contradicción, también en todo movimiento social que luche por la dignidad de las personas.

SD: -¿Cuál es la situación en el ámbito rural de Andalucía, el campo prioritario de acción de su sindicato?

OR: -No se entiende Andalucía sin el campo, aunque cada vez nos insertamos más en la industria, en la hostelería, en la negociación de los convenios colectivos. El gran problema de Andalucía, en pleno siglo XXI, es que el 50 por ciento de la tierra cultivable sigue en manos del 2 por ciento de los propietarios. Creemos que esto es una tremenda injusticia porque ha impedido el desarrollo de nuestra tierra, no se ha generado un tejido productivo y la plusvalía que se debería quedar en Andalucía para generar empleo e inversión se la llevan fuera y cotiza en los papeles de Panamá. Eso es lo que provoca gran parte del paro en Andalucía. No queremos subsidios, sino trabajo, las manos están para trabajar la tierra y queremos que esa tierra, mediante una reforma agraria, se ponga al servicio de las personas. Queremos que la tierra cumpla una función social para que nuestra juventud pueda desarrollar sus sueños y sus carreras en sus pueblos y no tenga que emigrar. Los culpables son los gobiernos que durante 35 años han gobernado en Andalucía que se dicen socialistas y de izquierdas, pero que obviamente no lo son.

SD: -Esta semana se conocía que los ex presidentes de la Junta de Andalucía, Chaves y Griñán, serán procesados por el caso de los ERE. ¿Cómo valora esta situación?

OR: -No me sorprende en absoluto. Además, en Andalucía se utiliza mucho el refrán “dime con quién andas y te diré quién eres”. Lo digo por Susana Díaz, que hunde su nombramiento en los pozos de tinieblas y de estiércol de este PSOE rancio, que ni es socialista ni obrero y que sólo se acuerda del pueblo en las elecciones. Es un imperio que está cayendo y que caerá como todos los imperios. Tenemos que quitarlos de allí porque el PSOE es un mal endémico para Andalucía. Al PSOE poco le interesa el pueblo y mucho el interés económico para sus bolsillos. Esto demuestra lo que venimos denunciando desde hace mucho tiempo: no son trigo limpio y hay que quitarlos de las instituciones cuanto antes. Mientras la mafia del PSOE siga gobernando, Andalucía no podrá levantarse.

SD: -¿Cómo es el SAT por dentro?

OR: -El SAT es un sindicato de clase, alternativo, republicano, nacionalista andaluz e internacionalista proletario. Dentro del SAT tenemos varias corrientes ideológicas. Por un lado, las corrientes cristianas de los curas obreros que lo dieron todo por Andalucía, como Diamantino García, Enrique Priego o Esteban Tabares, quienes siempre estuvieron al pie de cañón mientras las fuerzas aguantaron. Por otro lado están las corrientes marxista y comunista, así como la nacionalista andalucista y, también, la anarquista y libertaria. En nuestro sindicato, primero el SOC fundado en el año 1966 y después el SAT a partir del 2007, siempre han convivido estas cuatro ideologías. Es necesario que desde abajo y a la izquierda confluyan las ideologías para dar voz a los sin voz, reclamar las causas justas y luchar por ellas. Hoy en día esto es más necesario que nunca en una tierra como Andalucía. Tenemos que ir a la raíz del problema, porque tenemos una situación de paro, pobreza y precariedad que nos obliga a poner por encima de las ideologías la justicia social y la lucha conjunta.

SD: -¿Y usted con cuál de estas ideologías se encuentra más cómodo?

OR: -Tengo una profunda rama anarquista y libertaria, me causa mucha simpatía esta forma de ver el mundo. También tengo el ejemplo de Jesucristo. Soy cristiano, pero también soy ateo, es una preciosa contradicción. No creo en más dios que las personas y los hechos, creo en las buenas personas y en las causas justas. El ejemplo que me gusta seguir es el de ser el primero en el oficio y en el sacrificio y el último en el beneficio y también llevar hasta el final nuestras luchas por las causas justas. Yo me marco en los hechos por encima de dogmatismos y de cuadricular a las personas en un ideario, prefiero el marco de los hechos, caminar hasta conseguir la libertad. Soy nacionalista andaluz, nuestra lucha viene desde los pueblos, desde el municipalismo más absoluto nuestros pueblos se van hermanando, después se hermanan las comarcas… Y así conseguiremos una Andalucía para las personas. Quiero que mi nacionalismo andaluz se adhiera con otros nacionalismos e internacionalismos proletarios y de izquierdas.

SD: -¿Qué le parece la confluencia de Podemos e IU?

OR: -Creo que, sabiendo que como portavoz me mantendré al margen y de que no formo parte de ninguna candidatura, hay que utilizar las herramientas que están a nuestro alcance. Unidos Podemos es una de esas herramientas. Siempre hay que tener en cuenta que las herramientas, si no hay músculo social que las muevan, no sirven para nada. Si llega un partido político al poder, por muy de izquierdas que sea, pero no hay un compromiso social en la calle aún más fuerte, no servirá de nada. Tenemos el ejemplo de Grecia. Tenemos que construir siempre desde la horizontalidad, desde abajo, con la gente, desde el sentimiento libertario más profundo, una sociedad más justa. Si somos capaces de crear ese tejido social, seremos capaces de transformar la sociedad, pero si no, no servirá de nada el voto.

SD: -Esta semana desalojaban a compañeros suyos de la finca de Sotomonte, perteneciente a la Junta de Andalucía, que habían ocupado el pasado mes de marzo. ¿Qué van a hacer ahora?

OR: -Seguro que la volveremos a ocupar.

SD: -Su sindicato tiene a más de 657 personas encausadas o procesadas, acumula más de 700.000 euros en multas y piden más de 400 años de cárcel acumulados entre sus afiliados. ¿A qué se debe tanta penalización?

OR: -Somos el sindicato más reprimido de Europa. Eso es síntoma de que les molestamos mucho. Tenemos procesados por las huelgas generales, por ocupar fincas y el Mercadona para expropiar material escolar y de primera necesidad. Les molestamos, por eso nos reprimen. Pero seguiremos hasta el final.

SD: -¿En qué situación se encuentran, actualmente, sus reclamaciones de libertad para su compañero Andrés Bódalo?

OR: -Hace más de 60 días que Andrés está en prisión. Hace 70 días desde que empezamos la acampada junto a él hasta que se lo llevaron. También llevamos 20 días en huelga de hambre y más de 300 kilómetros a nuestras espaldas. Estamos esperando respuestas, pues nos hemos reunido con la subsecretaria de Estado del Ministerio de Justicia, también con el Tribunal Constitucional, ayer (06/06) nos reunimos con el Arzobispado… Estamos esperando la respuesta del Tribunal Constitucional por el recurso de amparo y se comprometieron a que nos darían respuesta esta semana. Seguiremos. Aquí no se rinde nadie, porque todavía no nos han dicho nada, no cumplen con su palabra. También estamos esperando la respuesta sobre el indulto, la subsecretaria nos dijo que tenía el caso sobre la mesa y que estaban valorando la situación, no entendemos a qué están esperando para materializar ese indulto. En este sentido, las tres partes, la Fiscalía, la Audiencia Provincial y la parte acusadora, se han manifestado a favor del indulto. Cada minuto que Bódalo pasa en prisión es una puñalada contra la libertad, una puñalada al corazón de la clase obrera y trabajadora, no sólo de Andalucía, sino también del resto del mundo. Aquí no se rinde nadie, no nos vamos sin la libertad de Andrés Bódalo. Si empieza la campaña y sigue en prisión, nos oirán en sus propios actos electorales.

SD: -¿Cómo se encuentran de fuerzas y de salud después de tantos días de ayuno?

OR: -Físicamente cada vez nos deterioramos más, pero la verdad es que es sorprendente el ejemplo de militancia que están dando los compañeros. Me siento orgulloso de este sindicato y de todos los compañeros, porque están hechos de otra pasta. Son increíbles. Cuando uno está bajo de moral, con sólo mirarles a la cara te llenas de fuerza para seguir adelante. Los análisis médicos cada vez salen peor, pero tenemos toda la convicción de que no nos vamos sin la libertad de nuestro compañero.

Fuentes: Kaos en la Red / Cuarto Poder