Ático: Un festejo con sabor a implicada rebeldía El pasado 1º de mayo, Ático Cooperativa de Trabajo en Salud Mental cumplió 30 años y lo festejó con un importante encuentro que tuvo lugar...

Ático: Un festejo con sabor a implicada rebeldía

Atico 30 - 04

Director Editorial 2013

El pasado 1º de mayo, Ático Cooperativa de Trabajo en Salud Mental cumplió 30 años y lo festejó con un importante encuentro que tuvo lugar en el Hotel Bauen, con la participación de diversos referentes de la salud mental, de la niñez, del periodismo alternativo y del cooperativismo en diferentes paneles donde se abordaron diferentes temáticas.

Un Salón Cascada ofreció la calidez necesaria para esta fiesta de una institución que sigue los pasos de su fundador y actual Presidente, el compañero Alfredo Grande, cuya concurrencia se renovó a medida que iba transcurriendo la jornada. Nada faltó. Podemos afirmar que todo se hizo por deseo y no, por mandato. En el ambiente flotaba la implicación entre panelistas y el público, en mayor o menor medida, dependiendo de la temática que se abordara en cada panel.

Así como el compañero Grande se lamentaba de no haber conocido antes a Alberto Morlachetti y su Pelota de Trapo, nosotros pensamos lo mismo con respecto a la cooperativa de Colegiales. Pero dicen que nunca es tarde cuando la dicha es buena. La obra realizada en estos 30 años no es poca y tampoco es mucha. Idas y vueltas, alegrías y tristezas, y otros vaivenes de la vida hemos compartido con Ático en diversas formas.

No llegamos temprano. Pero tampoco tarde. Nos habían invitado al panel de Comunicación y Alfredo es una de esas personas que se van admirando con el correr del tiempo, al igual que muchas y muchos compañeros de esa cooperativa que continúa luchando por su subsistencia como Vicente Zito Lema, Oscar Ciancio, Susana Gerzenszon y María Angélica Iglesias.

Atico 30 - 03

Entre tantos paneles, sobresalieron aquellos en los que participaron Gabriela Mansilla, mamá de Luana; Laura Taffetani, de Pelota de Trapo; Susana Echegoyen, Diputada (MC); Pablo Pimentel, de la APDH La Matanza; Oscar Mongiano, de Barbecho; Oscar Castelnovo, de Agencia Para La Libertad y Fernando Tebele, de La Retaguardia, integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos, emisora que transmitió en directo lo que ocurrió en esa histórica jornada.

La temática trans y niñez fue abordada por la madre de quien conociéramos como "Lulú", constituyendo un fuerte alegato en favor del derecho a la identidad de género. Ello fue acompañado por el recuerdo a una luchadora como Lohana Berkins, recientemente fallecida, fundadora de la Cooperativa Nadia Echazú. Sin dudas, la furia travesti estuvo presente en ese día para dar cuenta de su actualidad y del rechazo a los travesticidios.

La eterna luchadora de Avellaneda, desde la Fundación Pelota de Trapo y su agencia de noticias, se ocupó de dar cuenta del desamparo de la niñez y de la continuidad de la lucha contra el hambre, ese flagelo que no debería existir en el país de las vacas y, en otros tiempos, del trigo que ahora solamente cuenta con la alfombra sojera, durante varios paneles en los que participó. Y dió una noticia que no nos sorprendió; es más, la esperábamos: se viene el "Atiquito" en ese pequeño rincón del sur del conurbano bonaerense, algo que es tan necesario como urgente, durante el Plenario del Cooperativismo.

También hubo lugar para el recuerdo a Leila Sarmiento, que también nos dejó hace poco tiempo. Fue uno de los motores de la cooperativa en tiempos difíciles y sus hijos estuvieron para ese reconocimiento merecido. Su hija destacó la profunda humanidad de su madre y de su dedicación a la tarea en Ático. La emoción brotaba por todos los poros. Todavía recordamos esa sonrisa con la cual nos recibía cada vez que íbamos a la cooperativa por algún evento organizado por Alfredo Grande.

Pero no podemos olvidar que esta casa de Colegiales siempre luchó. Gracias a Héctor Polino, quien fuera Subsecretario de Acción Cooperativa durante la presidencia de Alfonsín, pudieron dar los primeros pasos para la legalidad. Por supuesto, la legitimidad la daba la fecunda acción de sus asociados. De a poco fueron rompiendo mandatos. Los convenios con la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y con la Fundación Pelota de Trapo hablan por sí solos de la implicada rebeldía a los mandatos establecidos por este criminal sistema llamado capitalismo.

Y fue pionera. E indicó el camino a seguir, cuando muchas empresas eran abandonadas por sus patrones. Zanón, el mismo Bauen e IMPA son algunas de las que fueron recuperadas por sus trabajadores y se transformaron en cooperativas. También, unos cuantos medios alternativos surgidos al calor de la crisis de 2001 adoptaron esa misma forma asociativa. Todo esto sucedía, mientras las currículas de las Escuelas de Comercio comenzaban a dejar de lado el cooperativismo para ensalzar a la Sociedad Anónima. No fue un vaciamiento curricular casual, porque constituyó una forma de evitar que los pibes conocieran otra forma de vivir y de trabajar. Y esto lo vivimos desde nuestra profesión docente, aunque algunas y algunos igual insistíamos en que supieran los fundamentos del cooperativismo antes que competir por la Junior Achievement.

Lo mejor de esta fiesta fue el cierre de Vicente Zito Lema: "Incito al delirio y a la subversión. Me declaro rebelde frente al gobierno. Le desconozco democracia y legitimidad social. Invito a lograr que se vayan. Que no causes más daño. Nadie tiene el derecho de, en cuatro meses, mandar a la pobreza, que es el espacio de la muerte en la vida, a dos millones de personas. No tienen ninguna legalidad ni legitimidad. Son los actos del mal. Conocí muchos en la historia de mi país. No son en vano 76 años".

Y vaya si esto es cierto. Porque debería ser asumido por todas y todos en estos tiempos malditos. Es hora de rebeldía, de romper mandatos y de comenzar a reconstruir nuestros deseos aniquiliados por el genocida más respetado de la historia.

Atico 30 - 02

Las y los compañeros de Ático continúan, sin prisa y sin pausa, con esa implicada rebeldía que supone trabajar por otra salud mental pese a los obstáculos que se les presentan. Esa fue, es y será la fuerza que les permitirá sacudir la modorra a los mandatos impuestos. El pasado 1º festejaron, pero estamos seguros que siguen y seguirán trabajando para que la cooperación sea la herramienta para alcanzar un nuevo futuro, para construir al Hombre Nuevo como nos decía el Che y para unir a quienes todavía creen, como Galeano, que la utopía sirve para caminar...