#HuelgaHambreSAT: 24 días esperando a la prensa del régimen (Kaos en la Red) Por Insurgente / Kaos en la red / La Haine Siguen pasando los días y l@s 16 compañer@s del SAT continúan la huelga de hambre. Hace unas ho...

#HuelgaHambreSAT: 24 días esperando a la prensa del régimen (Kaos en la Red)

bodalo - 24

Por Insurgente / Kaos en la red / La Haine

Siguen pasando los días y l@s 16 compañer@s del SAT continúan la huelga de hambre. Hace unas horas estuvieron arropados por varios artistas que dejaron en el aire de Madrid su canto y su música solidaria. No son pocas las personas que se acercan a dar apoyo, a ofrecer, y eso va a quedar grabado en el alma de cada uno de ellos y ellas.

Mientras tanto, los tribunales rechazan el recurso de amparo al Tribunal Constitucional para la libertad de Andrés. Pese a ello, l@s huelguistas continúan la lucha y siguen intentando las dos vías legales que les quedan: el indulto o el tercer grado.

Los días van pasando y se convierten en semanas, más de tres semanas en huelga de hambre, dando charlas, organizando manifestaciones, actos, reuniéndose con cargos políticos… A medida que pasan los días (y con hoy -08/06- hacen ya 24 días) la salud de l@s compañer@s va resintiéndose, pero no el ánimo ni las ganas de luchar por la libertad de Andrés, y por la libertad de tod@s l@s represaliad@s por luchar por un mundo más justo.

La prensa del régimen no aparece. Si piensan que Ana Pastor, o los chicos de la Cadena SER van a montar la Unidad Movil junto a los huleguistas, esperen sentados (y a la sombra) porque no aparecerán. Hace unos días invitábamos a los lectores de Insurgente, Kaos en la red y La Haine a que pensaran qué estaría pasando en nuestras televisiones si esta huelga la realizaran 16 contrarrevolucionarios en Caracas o La Habana. Es fácil imaginar el despliegue “comunicaitivo” y la presencia de los portavoces del sistema. De las cosas buenas que tiene el asunto es que l@s militantes del SAT no tienen que padecer la presencia de personajes siniestros como Albert(o) Rivera ni sus comparsas de cámaras indignadas.

La acción de estas 16 valientes y solidarias personas vuelve a enseñar que también -como no podía ser de otro modo en una sociedad dividida en clases- hay dos formas de informar, de acercarse (o no) a una noticia. El régimen sabe lo que no tiene que airear.