Nuestra historia nos permite ir hacia delante (Visión desde Cuba) Por Aline Pérez Neri Hay que conocer Cuba y a los cubanos, pero también hay que saber y profundizar en la historia de nuestro país. Solo ...

Nuestra historia nos permite ir hacia delante (Visión desde Cuba)

monte-de-las-banderas-cuba

Aline Pérez Neri

Por Aline Pérez Neri

Hay que conocer Cuba y a los cubanos, pero también hay que saber y profundizar en la historia de nuestro país. Solo así podemos entender cómo se ha fraguado la identidad nacional, por qué el sentido de unidad es el arma fundamental de nuestra lucha, porque la resistencia nos ha llevado hasta aquí.

La generación cubana, en más del 80 por ciento nació tras el triunfo de la Revolución, impactada por un bloqueo económico, financiero y político que se recrudeció en la medida que pasó el tiempo y el propio gobierno socialista promulgó medidas de mayor equidad social, seguridad para todos, derechos conquistados.

Iniciada la década de los noventa del pasado siglo, tras el desmantelamiento del antiguo campo socialista, parecía impensable que un país como el nuestro resistiera solo, y caminara por sus propios pies y con sus esfuerzos propios: teníamos y tenemos lo fundamental, el recurso humano.

Es impensable cambiar la historia; la historia nos recuerda cosas, nos enseña, nos da lecciones, nos permite mirar hacia atrás para ir hacia delante, en nombre también de muchos que dieron su vida para que otros hoy estuviéramos aquí.

¿Dónde quedan los daños y perjuicios por las acciones terroristas contra nuestra país y los cubanos, la guerra biológica, las transmisiones ilegales hacia nuestro país, las acciones subversivas, los intentos de apoderarse de Cuba a través de la Enmienda Platt, el territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo que sirve actualmente de centro de detención y tortura en la base naval de Guantánamo, las políticas para aislarnos y rendirnos por hambre durante más de cinco décadas, la prohibición para comprar medicinas y alimentos a solo noventa millas de distancia, la prohibición para usar durante estos años el dólar como moneda en las transacciones comerciales, los atentados contra nuestros círculos infantiles, la quema de cañaverales… el bloqueo… el bloqueo.

¿La juventud cubana…? La juventud cubana es ahora el punto de mira hoy donde se pretende lanzar el nuevo escenario al que se aspira… Como si la propia juventud cubana formada y nacida en la Revolución no supiera de su historia… Nadie nos descubrió el trabajo por cuenta propia, porque desde la concepción del modelo económico socialista cubano, sometido a consulta popular, ya se había concebido y hoy es parte de ese entorno donde vivimos y actuamos los cubanos.

Cuba ratifica que no tememos al nuevo escenario, aceptamos el reto porque creemos firmemente que sí, se puede, porque "si a pensamiento es la guerra que se nos hace, ganémosla a pensamiento", como sentenciara nuestro José Martí.

Podemos convivir en medio de nuestras profundas diferencias, civilizadamente los dos pueblos que tienen cosas que los separan, pero también aspectos que los unen.

La visita del presidente Barack Obama a Cuba lo demuestra; reconocer la calidez con que el pueblo cubano lo ha recibido es un ejemplo, como siempre ha sido con cada visitante, como muestra de respeto y la consideración que merece.

Los cubanos estamos inmersos en la construcción de una nueva relación con Estados Unidos que puede ser posible, que llevará tiempo, pero por encima de todo nunca renunciará a sus principios y sus valores.

Fuente: Solidaridad Latinoamericana