Niñas en la hoguera (APE) Por Claudia Rafael     (APe).- Niñas. Mujeres que no llegaron a ser. Historias de vida truncas. Hachadas. Doblegadas. Torturadas. Olvidad...

Niñas en la hoguera (APE)

Niñas - rejas

Claudia Rafael

Por Claudia Rafael    

(APe).- Niñas. Mujeres que no llegaron a ser. Historias de vida truncas. Hachadas. Doblegadas. Torturadas. Olvidadas. Criminalizadas. Martirizadas. Niñas arrojadas a la hoguera del tercer milenio. Cruelmente estragadas. Atormentadas. Cuerpos ofrendados a la muerte. Al deseo de otros. Los que sienten en sus manos la propiedad de la vida. Niñas caídas en la desmemoria colectiva. Despojadas. Que fueron sembrando de sangre una tierra indolente. Mujeres tempranas quebradas en su amanecer. De úteros despoblados por las tormentas.

Yasmín Chacoma, 11 años, Comodoro Rivadavia.

Sofía Milagros Viale, 11 años, General Pico.

Marela Martínez, 9 años, Avellaneda.

Yenifer Falcón, 7 años, Olavarría.

Fernanda Aguirre, 13 años, San Benito.

Sofía Herrera, 3 años, Ushuaia.

Florencia Cuevas, 12 años, Tres Arroyos.

Candela Sol Rodríguez, 11 años, Hurlingham.

Otoño Uriarte, 16 años, Fernández Oro.

Magalí Giangreco, 17 años, Olavarría.

Juana Gómez, 15 años, Quitilipi.

Lola Chomnalez, 15 años, Rocha (Uruguay).

Angeles Rawson, 16 años, Palermo, Capital Federal.

Peli Mercado, 13 años, Patquía.

Cinthia Ayala, 9 años, Villa 21-24, Capital Federal.

María Soledad Morales, 17 años, Catamarca.

Nair Mostafá, 9 años, Tres Arroyos.

Micaela Ruiz, 13 años, Villa Fiorito.

Sabrina Olmos, 13 años, Morón.

Serena Martínez, 7 años, Santa Fe.

Mercedes Figueroa, 6 años, San Miguel de Tucumán.

Niñas ajadas. Mutiladas. Puestas sobre los altares del odio a sufrir hasta transformarse en un alarido único. Hermanadas en un territorio de inequidades que hace de la condición humana un despojo. Que no ve en el Otro a un ser luminoso, promesa de mañana.

Tierra roja de sangres derramadas para que no crezca la ternura. Que pisotea las semillas. Que las hunde en las cloacas de los duros inviernos de la muerte. Donde caben todas las desigualdades. Donde muere la ingenuidad. Donde la inocencia es ferozmente deglutida por el terror de un mundo demasiado lejano de la utopía. Demasiado ajeno a una vida amasada con el barro firme de los sueños. Donde el arcoiris en la fina tela de las alas de una mariposa, se volvió definitivamente gris.