Mientras siga el bloqueo, no nos entendemos (Visión desde Cuba) Por Luis Ernesto Ruiz Martínez Al parecer el representante de Estados Unidos en la ONU pretendía que, de golpe y porrazo, borráramos de n...

Mientras siga el bloqueo, no nos entendemos (Visión desde Cuba)

votacion-onu-bloqueo2015

Luis Ernesto Ruiz Martínez

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez

Al parecer el representante de Estados Unidos en la ONU pretendía que, de golpe y porrazo, borráramos de nuestra memoria las consecuencias de más de 50 años de bloqueo de su país contra el nuestro. Le tengo una mala noticia a ese señor de escasa cabellera: mi gente, con el apoyo de 191 naciones, acaba de reiterar que mientras el bloqueo siga igualito, no podremos entendernos como necesitamos.

Muy poco les ha parecido todo lo aportado desde que el 17 de diciembre nuestros dos gobiernos iniciaron el camino del restablecimiento de relaciones, algo que afortunadamente comienza a concretarse. Aunque muchos pensaron que este 27 de octubre podía comenzar a cambiarse la historia y el gobierno de Obama demostraría en la ONU que realmente está a favor de levantar el bloqueo, la realidad confirma que Israel y Estados Unidos decidieron aislarse mucho más del resto del planeta.

El resultado de la votación supera el de los años precedentes: 191 votos a favor de la Resolución cubana, 2 en contra y cero abstenciones. La inmensa mayoría de las naciones sigue viendo al bloqueo como el principal freno al desarrollo del pueblo de Cuba. La decisión no obliga a Estados Unidos a tomar una decisión al respecto, pero es una señal más de que no estamos equivocados cuando reclamamos que ya es hora de ponerle fin.

Es innegable que desde el 17 de diciembre se ha avanzado, pero todavía queda mucho por hacer. No sé qué querían escuchar el representante estadounidense y su gobierno en la ONU, sino el rechazo unánime y firme a una política arcaica y aisladora. Cada voz se alzó para acompañar a una Cuba solidaria que sigue dando lecciones de dignidad.

Nos seguirán faltando muchas cosas para avanzar, pero no la tranquilidad de estar haciendo las cosas bien. En cambio, Obama ha perdido una excelente oportunidad de cambiarle el rostro a su gobierno. Mientras el bloqueo se mantiene, y hasta se recrudece, no es posible normalizar relaciones. Nada, Míster, que no nos entendemos.