Otro chusco en la campaña anticubana Por Manuel E. Yepe Foto: Virgilio Ponce Una grave y muy peligrosa nueva falsedad, que utilizó como matriz a la cadena FOX News y a la Un...

Otro chusco en la campaña anticubana

iccas

Manuel Yepe

Por Manuel E. Yepe

Foto: Virgilio Ponce

Una grave y muy peligrosa nueva falsedad, que utilizó como matriz a la cadena FOX News y a la Universidad de Miami, se ha incluido en la ahora desesperada y más errática que nunca campaña de la extrema derecha estadounidense contra Cuba.

“Operativos militares cubanos al parecer han sido avistados en Siria, donde las fuentes creen que están asesorando a los soldados del presidente Bashar al-Assad y pudieran estar alistando tanques de fabricación rusa en Damasco para la lucha contra las fuerzas rebeldes respaldadas por Estados Unidos”. La cadena Fox dijo basar su información en dos fuentes: el Instituto de estudios cubanos y cubano-americanos de la Universidad de Miami (ICCAS, por sus siglas en inglés) y un funcionario estadounidense que exigió el anonimato, posteriormente identificado como “un alto funcionario de la Inteligencia militar estadounidense”, sin mencionar su nombre ni su cargo.

Según la Fox, la fuente en el instituto miamense indicó que “un oficial de un ejército árabe (sin precisar de qué país) fue testigo en el aeropuerto de Damasco de la presencia allí de dos aviones rusos llegados con militares cubanos a bordo, quienes dijeron haber venido para ayudar a Assad en calidad de expertos en el funcionamiento de tanques rusos”.

En cuanto al supuesto funcionario de Estados Unidos -a quien Fox atribuye el anonimato sin dar una razón para ello- se supone que tenía “pruebas” relacionadas con “informes de inteligencia” que señalan que las tropas cubanas “pueden” haber entrenado en Rusia y viajado a Siria en aviones rusos.

Seguidamente, comenzó a ocupar amplios espacios en la prensa corporativa estadounidense e internacional una carta enviada por el senador federal estadounidense Charles Grassley al Presidente Barack Obama. “Reportes de prensa indican que cientos de militares cubanos están llegando a Siria para apoyar a Rusia e Irán en su esfuerzo por mantener en el gobierno de ese país al Presidente Assad”, decía el congresista de filiación republicana en su mensaje, al tiempo que le solicitaba al Presidente Barack Obama que emprendiera acciones al respecto contra el gobierno cubano.

Proliferaron reportes en medios de todo el mundo magnificando la supuesta presencia militar cubana en Siria: “Cuba interviene en Siria ayudando a Rusia”; “no por primera vez las fuerzas cubanas están haciendo trabajo de sucio de Rusia” y otros textos por el estilo recorrieron el mundo.

Se hizo evidente que esta manipulación entraba a formar parte de la campaña mayor de la extrema derecha estadounidense que se opone a la normalización de las relaciones entre Cuba y EE. UU. que apenas está dando sus primeros pasos con el restablecimiento de los nexos diplomáticos y la reapertura de las embajadas.

El ICCAS forma parte integrante de la estructura operativa que el gobierno de Estados Unidos dedica a la desestabilización y la subversión en Cuba, una nación independiente y soberana, en franca violación de las leyes y normas estipuladas por el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas.

ICCAS es una entidad que ha sido financiada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) la misma que igualmente patrocinó el Cuba Transition Project (CTP), elaborados de recomendaciones para la reconstrucción en la isla “cuando la transición post-Castro comience”. A tal fin, estudiaba las transiciones que han tenido lugar en Europa Central y del Este, con el fin de extraer lecciones “para el futuro de Cuba”.

Según se ha podido conocer, la falsa noticia de la presencia de tropas cubanas en Siria que dio pie a la campaña surgió de unas declaraciones formuladas el 15 de octubre por el director del ICCAS, Jaime Suchlicki, quien dijo haber recibido una llamada telefónica desde un país árabe (que no podía identificar), en la que un misterioso personaje (tampoco identificado) le aseguró que el ministro cubano de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General Leopoldo Cintra Frías, se encontraba en Siria al mando de unos 300 efectivos de las tropas especiales cubanas para dar apoyo por tierra, sobre todo con tanques, a la incursión de la aviación rusa contra el Estado Islámico (ISIS). Aquel rumor difundido por Jaime Suchlicki sobre la presencia de tropas cubanas en Siria, fue desmentido por el Departamento del Estado y la Casa Blanca, de Washington, así como por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, pero quedó inscrito como un eslabón más de la feroz ofensiva contra la isla de la extrema derecha estadounidense.